2010-07-15

Reseña y opinión: Amos de Títeres (Robert A. Heinlein) Val: 774


Fichita:
Páginas : 307
ISBN : 984-84-9800-542-4
Original : The Puppet Master
Valoración: 774
Traductor : David Luque Cantos
Status : Interesante
Categoría : Soft
Precio (aprox.) : 20,95







Opinión:

Creo que no es ni de lejos una de sus mejores novelas. Heinlein escribe esta novela (de hecho creo que fue su primera o segunda novela publicada) en una fase aún de maduración como escritor y demuestra prisas, argumentos poco convincentes y cierto gusto por la parodia y el chiste fácil. Es un libro llano de personajes sin profundidad poco convincentes demasiado precisos y sin fisuras morales. Leyéndolo he tenido la sensación de estar traslado a una novela de Ian Fleming de espías o viendo una película de James Bond.

Una novela donde el gran Heinlein nos muestra sólo pinceladas de su potencial como gran esculpidor de novelas de calibre. Heinlein utiliza esta vez una invasión de gusanos extraterrestres capaces de dominar la mente humana a través del contacto con los humanos para exponernos su planteamiento de libertad del individuo por encima del valor social y de grupo. Heinlein fue un tipo de profundas ideas de derecha, seguramente es discutible esta categorización aunque no tenga muchas dudas sobre su postulado político y aunque últimamente se ha querido mitigar esta percepción en algunos artículos recientes, a cada novela suya que leo más me convenzo de este regusto en sus novelas al culto al individualismo muy ligado a la cultura americana más derechista; de una profunda fe en el militarismo, en la ley del más fuerte y siempre rebajando las capacidades del estado ante la fuerza y el tesón de un individuo decidido y una estructura jerarquizada y no democrática detrás como las agencias de inteligencia y militares.

Y volviendo a los gusanos, dichos huéspedes van adquiriendo el control de la civilización para sus propios intereses como especie dominante en el planeta. Heinlein no les da ni siquiera una cierta capacidad intelectual a los gusanos ni empatía alguna, así que se convierten en los extraterrestres perfectamente eliminables y deshumanizados que tienen intereses destructivos y sádicos contra los humanos. Así que la carnicería abre sus puertas y nos permite disfrutar de alguna escena de buena acción y aventuras. Poco más. Si que es apreciable, que aunque es una novela con casi 60 años encima, ha envejecido notablemente bien y no existen grandes elementos descontextualizados en nuestra sociedad actual con algún que otro acierto como los teléfonos móviles y algún error habitual que no veremos aún en mucho tiempo como los coches aéreos.

El libro tiene dos adaptaciones a la gran pantalla : Las sanguijuelas humanas y Alguien mueve los hilos. Probablemente mucho mejor la segunda, editada en 1994 le hizo mayor justicia a la novela que la primera adaptación en 1958 más libre y de Serie B.

Contraportada:
En puntos clave de la geografía de los Estados Unidos una fuerza invasora se está apoderando de las comunicaciones, el gobierno, la industria... y de los cuerpos de la gente. El país es incapaz de detenerla, los invasores se multiplican con mayor rapidez de la que pueden ser destruidos, controlando la mente de cualquier incauto que se cruce en su camino.
Es entonce cuando entra en acción Sam Cavanaugh, un eficaz oficial de inteligencia de la sección más desconocida del servicio secreto de los Estados Unidos. Cavanaugh es el único hombre capaz de detener la invasión, pero para hacerlo... ¡tendrá que dejarse invadir él mismo!
Otras reseñas en ECP:

Social