2010-11-10

Navegando: Virtual Eternity. O cómo vendemos la Luna a parcelas otra vez

Descubro navegando una web con un nuevo producto extraño y lejano en el entendimiento pero que tiene seguramente su público objetivo, tanto como lo tuvo en su día la venda de parcelas de la Luna; aunque este segundo probablemente fuera una estafa en toda regla, los de Virtual Eternity aún no siendo ninguna estafa es como dar credibilidad  a la tomadura de pelo para idiotas del momento, la power balance.


¿De que hablamos? Pues de una compañía que se dedica a crear 'avatares' (entidades digitales) que presuponen son un clon de nuestra personalidad y con el que se puede interactuar. ¿Y punto? Si, nada más. 

Pero ojo que detrás de esto se esgrime todo un producto ilusorio sobre una... efectivamente supuesta eternidad virtual con todo lo que esto conlleva, tanto filosóficamente como de implicaciones futuras en el ámbito de la gestión y administración de la  identidad propia.

Hablamos de Virtual Eternity (V.E.) aquí precisamente porque es el primer elemento que descubro en la red que cubre todo un nuevo mercado futuro para explotar y explorar, probablemente lo harán mal, pésimamente por lo que he podido ver, pero como todo inicio, no siempre los primeros sacan el mejor producto. Aunque partirán con la ventaja de ser los primeros que siempre es un punto a favor. Esto puede evolucionar hasta límites insospechados.

V.E. genera un producto para una necesidad que nadie sabía que teníamos. Bajo la simpleza de los conceptos de avatar y clon, se esconde algo de una enorme complejidad es su ejecución realista, aún la tecnología actual esta lejos de dar con una solución o al menos una aproximación que de cierta credibilidad a este producto.

 Al final lo que se ofrece llanamente es un algoritmo para generar una entidad informática (avatar) capaz de realizar procesos de conversación e interacción con un ser humano, dotándo al avatar de una base datos, más o menos personalizable para que la información inferida dentro del avatar al generar conversación con una persona se acerca lo máximo posible a los postulados del carácter, psicología y experiencia vital del sujeto matriz del avatar. El avatar con la identidad lo más parecida a la persona matriz puede realizar muchas funciones. Se me ocurren unos cuantas aplicaciones entre la de convertirse en un especie de ancestro familiar suministrador de consejos a las futuras generaciones, como un continuador de todo aquello que tenga que ver con  nuestra presencia en la red, una vez estemos "calvos".

Pero aquí lo que se vende es la capacidad de suponerle al sistema una especie de tierra prometida de eternidad simulada, no seremos nosotros, nuestro clon digital, pero algo queda y esta premisa tiene atractivo y por tanto les va ha generar negocio suficiente para darle sentido empresarial a esta aventura, bien por ellos, ya puestos esto sólo es una parte del negocio por otro lado podríamos comprar nuestro propio clon de nuestra actriz favorita, o nuestro deportista admirado,  etc etc. Aunque la principal función es la gestión post-mortem dle sujeto matriz ya me imagino variantes a cada cual más escabrosa.

El resultado es y será por mucho tiempo deficiente pero es un principio de algo que en un utópico perfecto de clonación digital perfecta es un producto que compraría.... Siempre he querido saber porque  odio los garbanzos y me chiflan los frutos secos, a lo mejor mi avatar lo sabe y me lo explica, lo activaría en vida, sería el amigo invisible perfecto.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada