2005-05-31

Reseña : Humanos (Robert J. Sawyer) Val : 775

Segundo volumen de la serie llamada "El paralaje neardenthal" mientras que el primer volumen Homínidos tenía como argumento de fondo el significado de lo que es y no es un ser humano, en este volumen nos habla del amor por encima de las adversidades de como conseguir que avance saltando impedimentos y se consolide.
Esta vez el mundo neardenthal y el mundo "gliksin" (el nuestro) se vuelven a encontrar, el portal que los conecta se vuelve ha abrir, esta vez de forma controlada, las posibilidades para el intercambio de información entre los dos mundos paralelos es enorme de una importancia capital, de un potencial nunca visto, pero en un choque cultural de tal envergadura surgen grandes controversias: el miedo a la contaminación de ideas, el fanatismo religioso, las diferencias en el tratamiento social, etc. Sawyer esta vez deja muchos temas a medias, mientras que el primer volumen se puede leer solo y esta cerrado; en este caso es recomendable leer el siguiente volumen de forma seguida ya que Humanos es demasiado abierto y nos deja con las ganas de acabar de descubrir como terminan todo.
Como ideas interesantes el libro nos habla del cambio de polaridad de la tierra, algo que personalmente no sabía que existiera y por lo que se ve, ocurre con cierta frecuencia a escala geológica, y de como en uno de los cambios de polaridad curiosamente el homo sapiens sapiens, o sea, nosotros, paso de ser un primate mas a desarrollar la conciencia y convertirse en un adicto a los reality shows. Partiendo de esta premisa con cierta base científica el mundo esta a punto de tener otro cambio de polaridad y se empieza a sospechar que podríamos perder la conciencia; uno de los fundamentos para dicha especulación es que el cerebro humano dispone de ciertos componentes de metal que podrian estar ligados con la conciencia de la misma manera que ciertas especies de aves utilizan sentidos de posicionamiento para sus migraciones con el mismo principio con que funciona una brujula, brillante idea; otra idea que aporta el libro es la posibilidad de que las creencias religiosas puedan deberse a una mutación y de como las mismas nos han afectado y nos seguirán afectando a nuestro comportamiento para lo mejor y lo peor de nosotros.
Les dejo con una frase escrita por otro gran escritor de género como David Brin para presentar al libro y a Sawyer: "El mayor reto de la ciencia-ficción es retratar al Otro. Ayudarnos a imaginar lo extraño y contemplar lo que no es familiar desde nuevos y extraños puntos de vista. Nadie explora ese territorio con mayor audacia que Robert Sawyer"; no puedo estar más de acuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada