2013-09-02

Reseña y Opinión: Los reyes heréticos ( Paul Kearney) Val: 776

Fichita: 
Editorial: Alamut
Escritor: Paul Kearney
Páginas : 298
ISBN : 978-84-9889-051-8
Original :  The Heretic Kings
Valoración: 776
Serie: Las Monarquías de Dios - 2
Traductor:  Núria Gres
Status: Interesante
Categoría: Épica
Precio (aprox.) : 19,95     






Opinión:
 
Las Monarquías de Dios tomo segundo de cinco.

Este es el segundo volumen de las Monarquías de Dios. El protagonista principal de la primera novela, el capitán Hawkwood se convierte en esta segunda entrega en un persona secundario y recoge el testigo el rey Abeleyn y el soldado Corfe.
Más dispersado en el resto de protagonistas de cada hilo de historia presentado en la primera novela. En esta segunda novela sigo viendo problemas en el tono ya que existen partes del libro bastante trabajados mientras que otros parecen más escritos para rellenar o para intentar cerrar algunas puertas abiertas en la primera novela. Existe un tempo acelerado que no acaba de funcionar del todo correctamente.  Paul escribe en general bastante correctamente sin llegar a los niveles de Tolkien Martin, Sanderson, Butcher o Ruthfuss, Leguin,  por poner algunos, lo que hace la serie suficientemente buena para querer terminarla pero sin quedar maravillado ante una prosa  bastante correcta pero con algunos altibajos de calidad y sobretodo una historia con defectos de estructura que le hacen bajar del 8 al 7 en la valoración general.

En este segundo volumen creo detectar que existe una deriva del autor hacia cambiar de protagonista siendo Corfe el principal eje de la serie y no Hawkwood y convirtiendo el resto de personajes en meros comparsas del contexto de hechos. En eso creo que acierta; Corfe, el soldado derrotado que busca un nuevo destino, lleno de conflictos internos, afllicion, culpa y pena. Me parece le personaje más interesante, me parece lo más sólido de la serie, a Hawkwood tiene cierta profundidad pero no tiene mucho conflicto que tiene Corfe lo que hace que sea un personaje menos interesante. Abeleyn es un protagonista a mi gusto muy poco trabajado que no le acaba de funcionar. Y probablemente Albrec, el monje, también puede explorarse.

Otro problema que tiene es que el paralelismo del que se nutre claramente entre musulmanes y cristianos es tan evidente que casi que hubiera sido mejor darle un poco más de giro ambicioso y establecer más diferenciación. Siempre te quedas con cierta sensación de estar leyendo sobre la batallas entre Inglaterra e India y con un contexto de medievo en la  que se inspira enormemente.

También creo que la novela tiene un tempo acelerado. Existe demasiada velocidad y para la magnitud de temas que podría profundizar no dota de detalles para definir y generar matices a los personajes, al universo o a la magia. La magia es un componente muy testimonial casi anecdótico. Todo tiene un cierto aire de superficialidad, supongo que el autor tenia miedo de no saber afrontar una lectura más pausada, menos acelerada que pueda generar cierto aburrimiento del que opta por huir.  La prosa aunque trabajada no esta depurada hasta un nivel que permita mayor contexto por ejemplo el cimiento es nuestra historia. No se ha construido un mundo o universo paralelo. Es una superposición de una historia en nuestra propia historia.

Debido a cierta aceleración la magia o la parte fantástica de la novela es muy tangencial y poco importante no se concibe como parte primordial de todo el arco argumental, tanto en este segundo libro como en el primero su importancia es ínfima.

También la traducción con algunos errores de vocabulario fuera de contexto que no encajan en el tono, pero que no tienen mucha importancia. A priori no puedo detectar si es error del original o defecto de traducción.

Pero eso no quita que la novela es entretenida y nos expone como principal tema las luchas cruentas por motivos religioso como justificador de lo injustificable. Bajo la bandera de la religión las atrocidades pueden ser monstruosas y la moral supuestamente superior del deseo divino permite al hombre desconectar  de su humanidad y lanzar su parte más reptilínea al ruedo. También nos habla del poder de las religiones monoteístas centradas en Dioses muy cristianos o islámicos. Unos Dioses de atención directa, ese tipo de Dios al que puedes rezar, que pretendemos creer que se preocupa por nosotros y con el que podemos establecer una comunicación estando él ahí pendiente de nuestras miserias. Diferentes de los dioses externos tipo Griegos, Romanos, Egipcios o Nórdicos que son entes con sus propias necesidades y que en cualquier caso no están pendientes de los humanos uno a uno, sino de vez en cuando y a capricho propio, compartiendo el universo.

Es interesa saber como irá evolucionando la serie y seguiremos con el resto de libros. Me quedan tres.


Contraportada:
sAño del Santo de 551. Un cisma divide a las naciones ramusianas de Normannia. A un lado, los monarcas que respaldan al sumo pontífice Macrobius, dado por muerto en la caída de la ciudad santa de Aekir pero milagrosamente reaparecido. Al otro, reyes que han ligado su suerte a la de Himerius, un prelado ambicioso que planea convertir a la Iglesia en un imperio secular. 
Para el rey Abelyn  de Hebrion, el cisma no es una mera cuestión teológica, sino una dolorosa realidad bélica: en su capital, Abrusio, los Cabelleros Militantes, el brazo armado de la Iglesia, libran un combate abierto contra la armada y el ejército hebrioneses, que siguen fieles a su rey. Pero, ¿cuánto durará su fidelidad una vez sepan que Abeleyn ha sido excomulgado? 
Entre tanto, el periplo del capitán Richard Hawkwood y su cargamento de magos exiliados ha culminado con éxito. Ahora se preparan para la exploración de las junglas del Continente Occidental, una arriesgada aventura que arrojará luz sobre el pasado de Normannia y sus vínculos con el nuevo mundo. 
Y en la ciudad monasterio de Charibon, en pleno corazón de la Iglesia, dos monjes realizan un descubrimiento que podría conmover los cimientos de la fe... si es que viven para darlos a conocer.
Otras reseñas de Paul Kearney en ECP: 
Otras reseñas en ECP:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada