2005-09-22

Futurologos que no saben que lo son

Los especuladores, pequeños ahorradores e inversores que esta metidos en el mundo de la Bolsa son los grandes futurólogos de nuestro tiempo. La bolsa es el gran mercado de futurólogos de un mundo gobernado por la economía de mercado. Los tres grupos solo se diferencian en su objetivo final; mientras los especuladores buscan el dinero fácil y rápido asumiendo riesgos elevados, los pequeños ahorradores buscan sacarse un diferencial un poco mejor que la miseria que te da un banco y los inversores son los que piensan a largo plazo.
El especulador es un futurólogo rabioso, a corto plazo, es el personaje menos ético pues pretende ganar a costa de los otros dos grupos mientras que el pequeño ahorrador sería un futurólogo de medio plazo y el inversor sería un futurólogo a largo plazo.
Lo curioso del tema es ver como cada grupo invierte su dinero de forma totalmente diferente de cara a sus expectativas de ganancias.
El especulador no es muy clarividente pues no es un futurólogo interesante, más bien es un oportunista con información privilegiada que se aprovecha del contexto o la coyuntura en un momento para invertir en un valor sabiendo que dicho valor va a tener un aumento de demanda y por tanto aumentará de precio con lo que obtendrá las ganancias esperadas. Como por ejemplo invertir en el cualquier cosas que huela a electricidad viendo como cristaliza la OPA de sobre Endesa de Gas Natural.
El pequeño ahorrador espera obtener beneficios, no tanto por disponer de información privilegiada, sino en base a un análisis del estado económico general; por ejemplo viendo los problemas sobre el encarecimiento de la gasolina es de esperar que las grandes compañías petroleras empezarán ha realizar movimientos para comprar pequeñas petroleras para garantizarse sus suministros en los próximos años pues a medida que el oro negro empieza a escasear la concentración, fusión, opas hostiles, compras entre petroleras serán una tónica, es de suponer que las pequeñas petroleras que controlen zonas de extracción serán pequeños caramelos por lo tanto a medio plazo parece una inversión que reportará beneficios, esto puede parecer un análisis muy simple pero es una forma de hacer futurología.
El inversor a largo plazo es el que invierte en futuro. En la época de las punto.com los altísimos precios a que llegaron las acciones de títulos, como por ejemplo Terra, solo se pueden explicar como una 'catarsis futuróloga' social que vislumbró un futuro evidente, Internet, pero equivoco la visión de negocio, aun no he conseguido entender como se podía justificar un plan de negocio basándose en los 'clicks' obtenidos en un portal web; los consultores que hicieron los estudios se les escapo de las manos y de ahí la crisis. Hoy se esta demostrando que invertir en empresas tecnológicas relacionadas con Internet puede ser un negocio a medio plazo muy lucrativo viendo el aumento continuado de acciones de empresas como Google, Yahoo o Amazon basadas en balances contables y no en míseras especulaciones sobre 'clicks' o 'clocks' así que cierta parte del entramado capitalista con capacidad de inversión a largo plazo supo descubrir el auténtico negocio entre mucho chiringuito 'punto.com' sin futuro.
¿ Hacía donde irán los futuros inversores ? Pues probablemente, el futuro esta en la farmacéutica pendiente de una revolución con tratamientos para la obesidad o neurología. Otra negocio de inversión a largo plazo seguirán siendo las empresas de Internet y especialmente todas las que se relacionen en menor o mayor medida con el ocio virtual juegos de ordenador, etc
Y finalmente también es previsible que negocios como la genética,la nanotecnologia,la ecología y las energías renovables a más tardar sean lucrativos. Analizaremos cada uno de estos aspectos en próximos Post.
¿Creis que existen otras mercados de interés que a largo plazo serán auténticos negocios, os atreveis a especular ?

Social