2007-10-17

Opinión: 1000 Post, 200 Feeds diarios. ¿Gestión informativa o sobreinformación?

Antecedentes

El mundo digital ha cambiado nuestra percepción sobre la información.
Se acabo el tiempo en que la información no existía. Hoy la información cae, nos satura, nos sepulcra.
Se nos decía que la información era poder, hoy deberíamos hablar de que la información de calidad es poder. Una forma de clasificar la información seria por su longevidad es decir su vigencia en el tiempo a mayor validez durante un periodo más largo la información es de mayor calidad. La información puede ser de importancia como la bursátil pero de baja calidad y de poco tratamiento, sintetización, contrastada pero de suma importancia para un inversor. Esta información es de usar y tirar y tiene una obsolescencia planificada, la información que sirve hoy y mañana no vale nada. La información se vuelve adictiva en muchos casos pero de satisfacción rápida. La información de calidad debe ser recurrente, destacable, de fuentes fiables y lo más longeva posible todo lo contrario que la información enlatada como los boletines radiofónicos o telediarios.

Los telediarios el actual altar, el punto de comunión entre nosotros y el mundo que nos rodea. Los telediarios emplean toda una liturgia en la que se pretende establecer el orden de las noticias amparándose en lo que debemos considerar importante o no. Donde la subjetividad esta mal vista y donde las palabras independencia informativa, objetividad y contraste son expresiones vacías por su falsedad, todos los medios viven tutelados por banderas políticas, imperios empresariales de comunicación... en definitiva negocios y dinero. La televisión se ha mostrado como el gran anunció televisivo con pequeños interludios de programas a cada cual peor, los telediarios forman parte del circo, pasando de tragedias humanas a la última estreno cinematográfico sin levantar una pestaña nuestro orador,chaman, pontificador y encorsetado presentador.
El presentador de los telediarios es el nuevo guía que pretende mostrarse distante a la noticia pero dicha subjetividad es muy superficial, a casi nadie se le escapa este juego, los nuevos templos se nos presentan detrás de las pantallas de televisión, la fe en Dios se ha convertido en la fe en el presentador de telediarios a nadie damos mayor credibilidad y en ese momento las miserias de medio mundo se entrecruzan con las miserias de nuestro 'primer' mundo pantojeril, el cotilleo sigue ahí, antes lo teníamos en el pueblo, luego en las empresas, ahora el cotilleo esta en el televisor. Gran negocio...
Y ahí llega Internet y aparece todo un nuevo bestiario de consumidores y productores de información . Muchos egos complacidos, mucha autocontemplación. La información no se digiere se engulle y nos provoca ardores.

1000 Post diarios... 200 feeds. ¿Cómo podemos enfrentarnos a tanta información? Información que en muchos casos es obsoleta antes de que podamos llegar a leer los titulares. ¿Tienes algún feed sobre información económica o sobre la bolsa? Normalmente no me atrevo a leer más dos o tres post en estos feeds cualquier cosa anterior se nota caduca, pasada de moda... un día es una eternidad en Internet.

La información pierde valor, en un estimación a groso modo, en un día normal debería dedicarle 3 horas solo para titulares... 8 horas si quisiera leer 20% de dichos Post y más de 24 horas si quisiera desarrollar todos los links y toda la información relacionada del 5% de los Post que merecen una atención detallada... Inmanejable.
Además existe un crecimiento que se mantiene de forma más o menos lineal en 3 o 4 feeds de nuevas subscripciones de promedio mensual y una baja en ese mismo periodo, por tanto el problema recrudece.
Los nuevos lectores de feed actuales permiten mejorar la capacidad de lectura pero cualquier intento de dar cabida a tanta información pasa por dedicarle más horas a no ser que cambiemos el enfoque de asimilación de tanta información.

El cambio de enfoque

Debemos pasar de un modelo pasivo como el telediario o el boletín radiofónico donde esperamos que nos suministren que información asimilar a un modelo activo donde debemos decidir lo que queremos saber y donde nuestro interés sea la ventana que límite la información que queremos asumir para evitar la sobreinformación que paradójicamente lleva a la desinformación...

Para empezar no estamos hablando de nuestro telediario personal ni de nuestro diario personalizado. Tanto un telediario o un boletín informativo de radio tienen un tiempo acotado y localizado, en el caso de un diario también podemos realizar una estimación de lo que podemos necesitar para leerlo por tanto podemos suponer que también es acotado y relativamente localizado ya que se acostumbra a dedicarle el mismo momento del día o del fin de semana a su lectura. En el mundo de Internet y por extensión los feeds informativos, la información no esta acotada y poco localizada pues mediante la navegación podemos acotar y localizar el tiempo pero en modelos de feeds o correo electrónico, o mensajería instantánea no existe ni acotación ni localización temporal. Ya que se funciona por interrupción, es un modelo de recepción sin petición expresa, el modelo pues se agrava siendo cada vez mas push cuando deberíamos ir hacia un modelo más pull que parecía su finalidad inicial.

Es pues un trabajo muy activo porque no existe herramienta actualmente que discrimine por nosotros la información en función de nuestra ventana de interés, dicha herramienta posiblemente nunca existirá a corto y medio plazo porque nuestros propios intereses son líquidos y mutables. Lo que hoy nos interesa mañana no importa, lo que hoy no es información, mañana puede ser crítico. (Si alguien quiere hacer negocio este es un nicho para explotar donde no se han obtenido buenas soluciones)

Para movernos con soltura en este océano de información debemos cambiar una premisa fundamental....
Lo importante ya no es la información sino las preguntas que podemos realizar.
La información esta ahí solo tenemos que hacer la pregunta correcta. Internet es la raíz de este cambio fundamental de planteamiento.
La primera consecuencia que surge de este nueva premisa es que si sabemos hacer la pregunta correcta debemos también saber buscar/encontrar la respuesta adecuada y filtrar todo aquello que este fuera de nuestra ventana de interés.

Los modelos de recepción de información hasta la fecha cubrían tanto la ventana de interés como la información que depositar en ella. Pocas veces se imponía el proceso inverso. Aunque parezca raro en pocas ocasiones la gente puede decidir que quiere saber, la propia 'opinión pública' es una visión sesgada de dicha información filtrada de forma subjetiva por un interés parcial de los medios de comunicación con el agravante que cualquier opinión en contra de dicha opinión pública se interpreta como peligrosa y a menudo se menosprecia.
Esto tiene un efecto debastador y poderoso porque lo que se comunica conforma la realidad de la misma manera que la realidad conforma lo que se comunica.
Ambos se configuran y se influyen y forman parte de un todo, no existe una opción personal de elección. Una información es noticia en cuando se quiere que sea noticia. El modelo proactivo es contrario a esta práctica fomenta la diversidad informativa y lo que es más peligroso la diversidad de opinión. Todo lo contrario a los principios de propaganda de Goebbels que siguen tan vigentes a tenor de la forma de trabajar de las oficinas de prensa de algunos partidos políticos.
La manipulación informativa solo se puede combatir contrastando fuentes para que las subjetividad se limite lo máximo posible, escuchando la misma cadena de radio, viendo el mismo telediario, leyendo siempre el mismo diario... solo nos convierte en víctimas del medio y nos empobrece culturalmente.

Los formatos de votación de noticias conforman un híbrido entre el modelo proactivo de información y el clásico pasivo. Se dispone de cierta capacidad de influencia pero esta muy limitada y una de las principales elementos contradictorios es que a mayor difusión mayor aproximación al modelo clásico se obtiene. Existen claras tendencias en los modelos de votación hacia atractores de opinión ya que las votaciones se realizan más por filias y fobias que por calidad y contraste de la información votada.

Elementos a tener presente para la gestión de la información utilizando Internet

El criterio de la longevidad de la información es un buen elemento para seleccionar las mejores fuentes de información. (Estos merecen la mejor de las lecturas y la mayor de las atenciones).
Los feeds de información de novedades y de información de caducidad controlada dosificados. (Pues con lecturas más que parciales vamos haciendo, salteadas, lecturas en diagonal.. y sin perder mucho tiempo).
Los lecturas de artículos que recogen directorios puedes ser fuentes interesantes en la búsqueda de contraste informativo.
Las compartivas y los sites de votación de noticias (otro) también se deben consumir con moderación son divertidas, curiosas y muy muy adictivas pero de poco calado; hasta que la información no trascienda a blogs y webs que sintetizan y sacan mayor longevidad a dicha información.
Los sites generalistas (otro) son de calidad decreciente pero siguen teniendo un valor general muy importante.
La utilización de un marcador social para ir guardando los artículos que me interesan es otro elemento indispensable... lo podéis observa en la sección de del.icio.us de este mismo blog allí podeis ver mis filias.
Evidentemente la utilización de un lector de feeds como google reader o bloglines son imprescindibles para moverte... ¿Alguien aún navega por Internet sin ellos?
La generación de autofeeds es interesante para desarrollar tu red social, la gente que te interesa acostumbra a tener intereses parecidos a los tuyos, lo que leen y resaltan seguro que te interesa también. Los marcadores sociales funcionan como generadores de autofeeds.
Personalmente los más linkados en los marcadores sociales acostumbran a dar mejor información tendencias que los sites de votaciones, los sites de votaciones son más rabiosos,allí se premia la velocidad informativa, la curiosidad del momento.
Finalmente limitar la dedicación diaria, informarse 1 o 2 horas deberían ser suficientes saber escoger es un valor de talento para todos.


Otros artículos en ECP: Truman el único bigbrother, los libros también rebuznan, la marmota recursiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada