2007-09-05

Reseña : MindsCan (Robert J. Sawyer) Val: 875

Fichita:

Editorial: Ediciones B
Escritor: Robert J. Sawyer Páginas : 353
ISBN : 84-666-3079-5
Valoración: 875 Traductor: Rafael Marín Trechera

Opinión:

Sawyer da una de cal y una de arena. Esta vez ha hecho lo que se espera de él. Hacer una novela de ciencia ficción de tono clásico. No por su calidad literaria, que no es excesivamente mucha, pero si por su calidad dentro del género. Me explico: Sinceramente, "Esto es ciencia ficción" tal y como se originó en sus inicios en los años de definición y de caracterización del género hacia principios del siglo pasado. Mindscan es una novela de reflexión, de Sawyer, no pretende ser literaria ni siquiera tiene un argumento muy trabajado; en todo momento me parece que Sawyer novela una reflexión trabajada y documentada, un monólogo de sus pensamientos respecto a los condicionantes éticos, religiosos, morales y legales sobre las implicaciones del volcado de conciencias en un cuerpo artificial. Sawyer se pregunta por el significado del concepto de identidad hasta puntos realmente inquietantes muy bien documentados. Fascinante para crearse una opinión propia con fundamento, Sawyer no defiende una postura de forma unilateral sino que otorga buenos argumentos a favor y en contra mediante un enjuiciamiento novelado muy bien tratado. Aunque de forma transparente nos da su opinión sobre el tema, la novela no es beligerante contra otras opciones más bien nos permite sacar nuestras propias conclusiones.

En cuando a la novela es su visión más superficial, es dinámica y muy lineal, previsible totalmente y bastante pobre de contextualización rozando el minimalismo de medios puestos para darle ambiente a la novela. Pero como novelización de un tema tan interesante como es el concepto de la identidad, donde empieza, donde acaba y cual sería su mujer definición funciona más que bien.

Incluso al final de la novela nos da una pequeña bibliografía sobre el tema.
Ese es el Sawyer que me gusta leer, suave como un buen digestivo. Nada de tratados filosóficos pesados, una novela de estas hace el mismo efecto y divierte.
Para los que gustan de la ciencia ficción más clásica renovada, con nuevos temas cada vez más plausibles.


Contraportada:

Jake Sullivan consigue engañar a la muerte. Amenzado por una cruel y fatal enfermedad circulatoria, logra copiar su conciencia en un nuevo cuerpo androide que le ha de proporcionar la inmortalidad. Lo mismo hacen otros multimillonarios sumamente ancianos. Gracias al nuevo proceso mindscan de Inmortex, se retiran con sus obsoletos caducos cuerpos biológicos a un cenro de alto stánding en la otra cara de la Luna y ceden su lugar en la Tierra a sus copias mindscan.
Pero no todas las previsiones se cumplen. Aunque el nuevo Jake mindscan encuentra el amor que la enfermedad le había impedido tener, su nueva pareja debe enfrentarse a un novedoso juicio, ya que su hijo se niega a renunciar a la herencia y a considerar que la nueva copia mindscan sea humana. Mientras, en la Luna, el Jake biológico consigue curarse de su grave enfermedad gracias a nuevos adelantos de la nanotecnología médica y decide volver. ¿Quién es quién? ¿Quién retiene los derechos de la persona: el original biológico o el mindscan a quien los ha cedido? ¿Qué es ser un ser humano?
Un dilema personal y legal, así como una interesante especulación en torno a su futuro tal vez no demasiado lejano…

Valoración: 875



Otras reseñas de Robert J. Sawyer en ECP: Homínidos, Humanos, Híbridos,

Otras reseñas en ECP: Jennifer Gobierno, La guerra de los mundos, Evolución.

4 comentarios:

Palimp dijo...

Habrá que ver, porque al Sawyer lo tengo un poco atragantado...

Mon dijo...

Bueno. Como digo en la reseña. Sawyer da para disgustos y para libros de este tipo. Es un exponente claro de lo que debe ser la ciencia ficción en su punto más clásico.
Poca literatura y mucha ciencia. Alejado del modelo más actualizado que requiere más trabajo literario. El problema es que arriesgo de querer realizar mucha literatura ciertas novelas se alejan del género y al final no tenemos ni carne ni pescado. En definitiva es una novela que humildemente no pretende ser otra cosa que la que demuestra desde el inicio: Simple ciencia ficción.

Eugeni Guillem dijo...

Hace poco que la leí. Las primeras cien páginas las devoré y pensé que eso podía ser muy grande. Poco a poco la cosa se diluyó... y el final me pareció muy malo.

Mon dijo...

Hola Eugeni.

Gràcias por tu opinión.
Insisto que es una novela de corte clásico. Expone una idea. Y no esta trabajada.
En ECP no acostumbro a spoilear pero ciertamente el final es bastante pobre, en eso te doy la razón.
Pero para mi esto es ciencia ficción. A mi me gusto, porque el debate sobre identidad llena el libro por si solo.

Si vuelves por aquí y hablo de una novela de corte clásico sabras que no es para ti. :-D

Saludos

Social